Los expertos de la firma de inversión consideran que merece la pena volver a vigilar al sector de las aerolíneas europeas, después de que su rally finalizara el pasado julio.

Como explican estos analistas, las subidas del sector se frenaron cuando Ryanair hizo referencia a la falta de sostenibilidad de los precios en la industria en el segundo semestre de este año.

En opinión de estos analistas “dichos comentarios ofrecen la oportunidad de entrada en un sector cíclico que se ha reestructurado satisfactoriamente y encara un crecimiento en la eurozona más favorable”.

Consideran que la corrección puede tardar todavía unas semanas más. Pero, aún así, señalan que los resultados semestrales de estas empresas están siendo positivos, y que algunas de las compañías han mejorado sus previsiones de beneficios para los próximos años.

Apuntan en la entidad que esta mejora de las perspectivas se produce por la fortaleza de la economía europea, el abaratamiento del precio del combustible, los progresos a nivel de costes después de las duras negociaciones con los sindicatos y  la recuperación de la cuota de mercado de las actividades low-cost por parte de las aerolíneas, entre otros aspectos.

Pero no todo es positivo. Señalan estos analistas que “a pesar de los puntos positivos anteriormente citados, no tenemos que olvidar la sombra del Brexit y sus consecuencias para ciertas compañías del sector como: Easyjet,  IAG  y Ryanair.

Con todo, calculan estos analistas que “las mayores aerolíneas ofrecen un potencial por a seis meses superior al 16% frente al 6% de la media del sector. Únicamente Lufthansa ofrece un potencial por fundamentales negativo a la espera del ajuste al alza de las estimaciones tras la publicación de los resultados de ayer”, dicen.

 

Potencial aerolineas

 

Tal y como se puede ver en el gráfico, para la aerolínea hispano-británica, IAG, el potencial rondaría el 12% desde los niveles actuales.

Para estos analistas de Carax AlphaValue, “es difícil fijar un precio objetivo para dicho sector ante dos posibles escenarios tan dispares, sin embargo consideran que ofrece valor desde la perspectiva del EV/Ebitda”. Por otro lado, comentan que  “hay que mencionar que la deuda del sector asciende a 10 bn€ mientras que su capitalización es únicamente de 53.000 millones de euros. Algunos inversores podrían estar satisfechos con la perspectiva de bajadas de los niveles de deuda”.