La farmacéutica alemana Merck informó el lunes de que las autoridades sanitarias estadounidenses han rechazado su solicitud para la aprobación del fármaco cladribina para el tratamiento de la esclerosis múltiple. Los títulos de la compañía se hundieron por la noticia y cedían un 4,6% a 62,48 euros.