El banco italiano Mediobanca cerró su ejercicio 2006/2007, que acabó el 30 se junio pasado, con un beneficio neto de 953,2 millones de euros, lo que supone un 11% más que en el precedente, informó hoy en un comunicado. El consejo de administración del banco, que aprobó el proyecto de balance a 30 de junio, decidió proponer a la junta de accionistas repartir un dividendo de 0,65 euro por acción, un aumento del 12%, agrega la nota. Además, decidió proponer un plan de compra de acciones propias hasta un 2% del capital (16,4 millones de títulos) con una duración de 18 meses. El banco prevé para el año que viene un beneficio neto menor al de este año, pero siempre por encima del objetivo anual fijado en el plan aprobado para 2005-2008, según la documentación para la presentación de resultados en Milán, citada por medios locales.