El presidente de Unicaja, Braulio Medel, aseguró hoy que "una fusión que no se digiera en dos años, es que tiene algún problema de diseño". Así, preguntado por el plazo que necesita Unicaja para digerir los proyectos de fusión abiertos y plantear otras posibles operaciones, Medel señaló que "las cosas hay que hacerlas bien en la fase previa para que la digestión sea poco pesada y corta".