Las bolsas europeas intentan rebotar tras las caídas por EEUU y China

Los principales índices del Viejo Continente vuelven a teñirse mayoritariamente de rojo, tras dos sesiones cediendo gran parte de las ganancias acumuladas durante el pasado mes de abril, lastradas por las tensiones entre EEUU y  China en materia comercial.

Pendientes de novedades al respecto, Fráncfort sube un 0,12%, mientras que Londres cede un 0,10%, París, un 0,01% y Milán, un 0,04%. El Euro Stoxx 50 avanza un 0,18%.

Ayer, por segundo día consecutivo, el incremento de las tensiones comerciales entre EEUU y China lastró el comportamiento de los mercados de valores mundiales, con los principales índices europeos y estadounidenses cerrando con fuertes caídas.

Así, en dos sesiones estos índices han cedido gran parte de las ganancias acumuladas durante el pasado mes de abril, con los estadounidenses alejándose de sus recientes máximos históricos. En lo que va de ejercicio uno de los factores que había impulsado al alza a la renta variable occidental era la aparente buena marcha de las negociaciones entre EEUU y China, negociaciones que hasta el fin de semana pasado los inversores descontaban que iban a llegar a buen puerto.

 “Lo único que parece seguro es que, si no hay cambios de última hora en el trascurso de las negociaciones que se retoman mañana en Washington con la participación del vice primer ministro chino Liu He, EEUU implementará el viernes el aumento de tarifas anunciado por su presidente, Donald Trump, el pasado domingo. Así, 200.000 millones dólares de importaciones procedentes desde China pasarán de tener un arancel del 10% a uno del 25%”, apuntan los expertos de Link Securities.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Con toda la atención en las relaciones comerciales entre EEUU y China, la agenda macroeconómica pasa a un segundo plano, destacando la publicación de la producción industrial alemana del mes de marzo, periodo en el que cayó un 0,9% en comparación interanual, frente a la caída esperada del 2,6% y la subida del 0,2% del mes anterior.

Respecto a febrero, la producción industrial de Alemania subió un 0,5%, frente a la caída esperada en el mismo porcentaje y el crecimiento del 0,4% del mes anterior.

Este dato se ha conocido hoy después de que ayer la Oficina Federal de Estadística alemana, Destatis, publicase que los pedidos de fábrica subieron en Alemania el 0,6% en el mes de marzo en relación a febrero (-4,0% en febrero), mientras que en tasa interanual descendieron el 6,1% (-8,0% en febrero).

Las cifras quedaron por debajo de lo esperado por el consenso de analistas, que habían estimado un incremento en el mes de los pedidos de fábrica del 1,4% y un descenso interanual de los mismos del 5,4%.

Ayer también se conocieron las perspectivas económicas de primavera de la Comisión Europea (CE), en las que el organismo europeo revisó a la baja el crecimiento esperado para el Producto Interior Bruto (PIB) de la Zona Euro. En concreto, éste será del 1,2% en 2019 (1,3%; anterior estimación). En sus estimaciones la CE contempla una economía debilitada por la desaceleración de la economía mundial, por las disputas comerciales no resueltas y por una "debilidad excepcional" en la industria manufacturera, principalmente en Alemania. Para 2020 la CE espera que el PIB de la Zona Euro crezca ahora el 1,5% frente al 1,6% anterior.

En la apertura de la sesión en Europa, el euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,120 billetes verdes.

En el mercado de materias primas los precios del petróleo vuelven a subir. El Brent de referencia en Europa repunta un 0,53%, hasta los 70,25 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense avanza un 0,94%, hasta los 61,98 dólares.