Más de 400 trabajadores de Caja Cantabria, un 60 por ciento de la plantilla, han secundado el paro de una hora convocado esta mañana por el comité de empresa de la entidad de ahorro, según la organización, que valoró este "masivo respaldo". La protesta tenía como objetivo exigir la anulación de seis despidos en la red de Expansión (oficinas fuera de Cantabria) y de seis bajas en las Bolsas de Trabajo Temporal que, en opinión del comité, significan el comienzo de una "limpieza" de la plantilla "no negociada ni justificada".