La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha advertido que cerca de un millar de consumidores que compraron viviendas a Martinsa-Fadesa continúan pagando por viviendas inexistentes, cuando se cumple un año de la entrada de la empresa en proceso concursal. "Los compradores tienen que seguir pagando por una vivienda que no se saben cuándo se construirá y sin saber qué destino se está dando a ese dinero" explicó Adicae, que acusa al juzgado que tramita el concurso de no asegurar "los derechos más básicos y fundamentales" de los afectados.