El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, señaló hoy que España pasó de gozar de un superávit del 2,2% en 2007 a alcanzar un déficit del 3,8% del PIB en 2008, al tiempo que auguró que esta cifra "se puede llegar a doblar" en 2009. Además, consideró "inaplazables" las medidas para reformar el mercado laboral, puesto que la tasa de desempleo en España aumenta "exponencialmente" respecto a la zona euro y, además, sus efectos son mayores debido al endeudamiento de las familias.