El consorcio encabezado por Magna International está dispuesto a hacer concesiones a los bancos y al gobierno alemán en su intento de hacerse con Opel, filial alemana de General Motors, informa la revista Zeit en su versión online. Magna y su socio Sberbank prevén un calendario en firme para devolver las eventuales ayudas estatales que recibiría el consorcio para la adquisición de Opel, destinando un mínimo del 30% del beneficio neto a devolver las ayudas que pediría Magna. La italiana Fiat  y RHJ International también desean hacerse con Opel. La semana pasada, Magna parecía el grupo con más posibilidades de lograrlo, pero el sábado, el ministro de Economía alemán, Karl-Theordor zu Guttenberg, dijo que Fiat había mejorado su oferta e indicó que otros también podrían hacerlo.