El financiero Bernard L. Madoff, acusado de haber cometido el mayor fraude de la historia de Wall Street mediante un timo piramidal por el que estafó más de 50.000 millones de dólares, podría ser condenado hoy a una pena de hasta 150 años de carcel, a pesar de la petición de clemencia dirigida por su abogado al juez encargado del caso en la que solicita una condena de unos 12 años de duración. Considerado durante décadas un gurú de las finanzas, Madoff fue detenido el pasado 11 de diciembre por agentes del FBI en las oficinas de su firma de inversión tras haber confesado a sus hijos que durante 30 años había operado un esquema de Ponzi, una estafa piramidal, que le permitió estafar más de 50.000 millones de dólares a sus clientes, entre los que se incluían particulares adinerados, organizaciones caritativas y bancos de reputación mundial.