Los colegios de arquitectos concedieron 110.862 visados para la construcción de viviendas nuevas durante 2009, lo que supone una caída del 56,1 por ciento respecto a 2008, consecuencia del frenazo de actividad que afecta al mercado inmobiliario.