Arranca el 2011 y, con sólo una sesión a las espaldas, dentro del Ibex 35 ya destacan algunos alumnos aventajados. Además, la suerte parece haber cambiado para algunos. Las tornas se vuelven a favor de los bancos, las energéticas y otros títulos a los cuales no les fue muy bien en el 2010.

El 2010 fue un año nefasto para Gamesa. Incluso se planteó firmemente salir a buscarse las habichuelas fuera de España, ya que el mercado nacional, como a otras muchas empresas, les defraudó. La compañía con sede en el País Vasco se dejó a cierre de año un 51,5%. Sin embargo, muchos expertos comparten la convicción de que es una firme apuesta para estos 12 meses venideros. Por ejemplo, Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, técnicamente comenta que “por primera vez en los últimos tres años ha comenzado a lateralizar el movimiento que estaba desarrollando y han cesado las caídas. Sería alcista si no pierde los 5,60 euros y si supera los máximos”. Los precios objetivos por arriba serían los 6,55 euros a corto plazo y, más allá podría llegar a los 7,25-7,30, zona donde ya cerraría posiciones alcistas”.

Desde la visión fundamental, Soledad Pellón, analista de IG Markets, también aporta otro punto a favor de Gamesa: “después de que por fin se aclararan las nuevas condiciones a estar energías, Gamesa ha empezado a repuntar y, además, es muy positivo para la acción que Iberdrola siga adquiriendo participaciones”. Por todo ello se prevé que en 2011 la compañía recupere gran parte del terreno perdido.

De hecho, no sólo Gamesa parece que revivirá dentro de su especie. Con la incertidumbre de la regulación como agua pasada, también aparecen brotes verdes en Abengoa (2,29%). Desde Dracon Partners, Miguel Cedillo, comenta que “es una de las apuestas para este nuevo año. Técnicamente la acción deberá superar los 20,20 euros y su media de largo plazo para que podamos ver cómo el valor vuela hasta los 24,30 euros. Si lo superase ponemos como objetivo los 30 euros”.

Otro valor que ha dado la campanada en la primera sesión del año ha sido ArcelorMittal (1,94% hasta los 28,96 euros). Las perspectivas para la acerera son buenas y propiciadas básicamente por el precio de este metal que continuará su escalada en 2011, según los expertos. Así pues, Julián Olmedo, analista de Difbroker, fija un precio objetivo en los “34 euros”. Cerró la primera sesión del año en los 28,96 euros.

Desde Renta 4 apoyan las subidas del valor también por “su exposición a mercados emergentes, con mayores expectativas de crecimiento, y por su cotización a múltiplos atractivos (PER 10e 12,8x y EV/EBITDA 11e 6,8x)”.

Por la puerta grande también ha entrado Grifols. Su subida del 2,11% hasta los 10,41 euros no parece limitada. Según Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, “es un excelente ejemplo de una muy buena internacionalización y de una compañía tremendamente barata”. Además, la aprobación de la compra de Talecris juega a su favor y es de esperar que se vean los primeros frutos en estos meses.

Un sector especialmente vapuleado en 2010 fue el financiero. Las conjeturas sobre una posible quiebra de España hicieron mella en la cotización de medianas y grandes entidades financieras y 2011 no se plantea exento de obstáculos, si bien, en IG Markets ven luz al final del túnel. El interruptor lo enciende Bankinter que “no ha perdido la credibilidad pese a su castigo en bolsa e incluso ha sido nombrado el mejor banco español del 2010, lo que le puede dar cierta imagen exterior y atraer el capital extranjero que haría repuntar el valor”. De momento, estrenó el año subiendo un 0,29% hasta los 4,12 euros.