Repsol presentó sus resultados del tercer trimestre el pasado viernes, con un aumento de los beneficios del 41,3% respecto al mismo período del año anterior, hasta los 1.583 millones de euros. El 30 de octubre alcanzó los 16 euros por acción, un nivel que en gráficos ajustados corresponde a máximos históricos para la compañía petrolera que dirige Antonio Brufau.

La escalada del petróleo en los últimos meses, su capacidad de adaptarse a diferentes precios de la materia prima y los planes aplicados para incrementar la eficiencia del grupo justifican el incremento de sus beneficios. Repsol con un ratio precio-beneficio (PER) de 11,46, cotiza a un precio por valor en libros de 0,76 veces y junto al dividendo que paga, al precio actual, presenta una rentabilidad del 4,75%.

Sin embargo, los analistas que siguen la cotización de la petrolera le dan un precio objetivo de 15,33 euros por acción, lo que supone una corrección del 2,9% si atendemos a las perspectiva del consenso del mercado que recoge Reuters. 14 de los analistas que cubren Repsol recomiendan comprar sus acciones, 16 son partidarios de mantener y seis de vender.

 

 

Pero como señala el director de análisis de Apta Negocios, Roberto Moro, sus máximos históricos esconden posibles correcciones en el corto plazo. “Siempre he dicho que Repsol, junto con Santander y Bankinter, a largo plazo son los títulos más fáciles de la bolsa. Cada vez que llegan a máximos históricos retroceden a niveles brutalmente bajos, es el caso de Repsol cada vez que llega a la zona de 16 euros”.

Y añade “la primera vez le llevó a 11 euros, la segunda por debajo de 8, luego a 12, a 7 euros….con lo que ojo que lo tenemos de nuevo en 16 euros. Quizás si el crudo supera el precio de 55 dólares cabría pensar en un recorrido añadido para la petrolera pero le concedo escasas opciones a medio y largo plazo. Por encima de la zona de 16.40-16.50 euros pensaríamos que quiere continuar pero a estos niveles plegaria velas”.

 

Fuente: Reuters

 

En los últimos cinco años Repsol acumula una revalorización del 0,22%. Llegó a máximos el 30 de mayo de 2014 y tuvo correcciones, lo mismo que el 22 de mayo de 2015 y el 17 de julio. En lo que va de año se revaloriza un 17,62% y 33,4% en los últimos doce meses.

En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversiónpresenta una nota de ocho sobre diez y presenta un buen aspecto técnico. Goza de tendencia alcista tanto en el medio como en el largo plazo, el momento total es positivo y la volatilidad decreciente, lo único que le falla es el volumen que es decreciente.