El barril de crudo, por el momento, aún no ha reaccionado a las fuertes protestas contra el gobierno de Egipto, pero los traders de dicho commoditie mantienen un ojo puesto en la situación política tanto de ese país como en Yemen, por si las tensiones se pudieran propagar a otras partes de la región.

Mientras tanto, los países de la OPEP, continúan preocupados con el elevado precio del crudo. El responsable de Kuwait Petroleum Corp, comentó en Davos el pasado jueves, que está bastante preocupado de que los actuales precios, tan elevados, pudieran contribuir a una recesión global y que los productores deberían incrementar su oferta para presionar los precios a la baja.

El crudo cae en el día de hoy un 1.2%, lo que le sitúa de nuevo por debajo de los $86 por barril.

Los egipcios han tomado las calles por tercer día consecutivo en las mayores protestas durante 30 años. Los manifestantes en El Cairo y otras ciudades han desafiado la prohibición del gobierno con protestas hacia el presidente Hosni Mubarak.