Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos aumentaron levemente la semana pasada, pero este incremento probablemente no será considerado como un retroceso importante en medio de otras señales de mejores condiciones del mercado laboral.
Las solicitudes iniciales aumentaron en 4.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 558.000 en la semana que finalizó el 8 de agosto, informó el jueves el Departamento de Trabajo en su informe semanal.

Este aumento contrasta con la disminución de 5.000 peticiones que los analistas esperaban.

El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, ascendió en 8.500 a 565.000, el mayor nivel desde el 18 de julio.

En tanto, el número de trabajadores que recibieron beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana disminuyó en la semana al 1 de agosto el último período para el que la cifra está disponible. La cifra, conocida como las solicitudes continuas, declinó en 141.000 a 6.202.000, el nivel más bajo desde el 11 de abril.

Las cifras de hoy se han anunciado alrededor de una semana después del informe de empleo de julio que mostró ciertas mejoras, incluida la menor caída de las nóminas desde agosto pasado y la primera disminución en la tasa de desempleo desde abril de 2008.

La tasa de desocupación para los trabajadores con seguro de desempleo disminuyó un 0,1% en la semana al 1 de agosto.