Los sindicatos representados en el consejo vigilancia de "Deutsche Bahn" dieron hoy su aprobación al nombramiento del directivo de la empresa automovilística Daimler, Rüdiger Grube, como nuevo presidente de la compañía de ferrocarriles alemana. El gobierno había propuesto la semana pasada a Grube, de 57 años, como sucesor de Manfred Mehdorn, quien presentó su dimisión hace siete días por el escándalo de espionaje a la plantilla. Los sindicatos anunciaron hoy tras la presentación de Grube que han vinculado su aprobación a la condición de que el nuevo presidente mantenga la unidad del consorcio, es decir que no se produzca un desmembramiento del transporte de pasajeros y el de mercancías. El propio Grube no quiso entrar en los detalles de la reunión y se limitó a señalar que las conversaciones "han transcurrido muy bien". Grube pertenece desde 2001 al consejo de administración de Daimler, donde es responsable de la estrategia del grupo.