Dichos datos han sido seleccionados por Lincoln Ellis, Director estratégico de Strategic Financial Group, un multi-family office de Chicago y publicados por Business Insider:

1) Renta variable global
El mercado de acciones a nivel global ha tenido una rentabilidad del 4% a lo largo de 2010. La pregunta es ¿cuántas veces iremos arriba o abajo en 2011?. Pensamos que los mercados se comportarán como una gran ola. Tendremos un mes de enero donde continuará el actual rally alcista de fin de año seguido de algunas turbulencias e incertidumbres que vendrán desde Europa.

Los bancos centrales, una vez más, saldrán al rescate del sector privado y hacia mitad de año serán examinados por los mercados, ya que parece claro que el crecimiento global no volverá a los niveles pre-Lehman.

2) Estanflación (estancamiento de la economía en un momento de inflación)
El mundo entero comprobará la aparición de síntomas como la estanflación, inflación o deflación en economías desarrolladas y a la vez. Esto dará lugar a muchas dudas entre los inversores acerca de cómo invertir o cómo reaccionar ante estos fenómenos. Por ejemplo, la inflación en el sector de las materias primas es clara, pero no afecta de momento a los salarios, así que ¿un incremento en los tipos de interés presionará la demanda a la baja?

3) Factores geopolíticos / Energía
Rusia afronta una nueva lucha interna y lanza un guiño a sus vecinos en un esfuerzo por reafirmarse en su posición global dentro del campo energético. La tormenta perfecta para un Vladimir Putin que busca un camino que le lleve de nuevo al poder dentro de una Rusia que cada vez juega un papel menos relevante (salvo la energía que suministra a Europa Occidental) en el mundo energético.

4) Deuda de EEUU
La deuda norteamericana verá cómo a mediados de 2011 los tipos de los bonos a 10 años volverán al 2%. La renta fija desconcertará a los inversores en 2011 ya que los mercados anticiparán una subida de tipos por parte de la Reserva Federal. Esperemos que la Fed haya hecho los deberes ya que se le exigirá mucho durante el próximo año. Si existe alguna esperanza de resucitar al sector inmobiliario, se verán obligados a mantener los tipos artificialmente bajos por un largo período de tiempo.

5) Mercados Emergentes
Tanto las acciones como los bonos de los emergentes tienen por delante un difícil 2011 debido a la estabilidad de economías como la canadiense o australiana. Esto supondrá la apreciación de la moneda de ambos países a nuevos máximos junto con el equilibrio que mostrarán las economías de los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

6) Materias Primas
El mercado de las materias primas repetirá el comportamiento de 2008: primero arriba y luego abajo... La liquidez global y la presión sobre la oferta crearán una tormenta perfecta durante la primera mitad de 2011. Recortes en la oferta de cobre, maíz o azúcar harán que los precios se disparen. Pero hacia mitad de 2011 conoceremos la realidad del mercado chino y comprobaremos que el crecimiento y la demanda no llegarán a los niveles previstos. Esto hará que los precios de las materias primas se desplomen.

7) PIB
El PIB global se verá afectado por la fuerte caída que sufrirá durante la segunda mitad de 2011. De nuevo, la subida de los tipos de interés en las economías emergentes y la falta de demanda final en los países más desarrollados serán determinantes. El PIB global, ahora cercano al 4%, será revisado a la baja hasta el 3% con unas economías desarrolladas que apenas alcanzarán el 2% y unas economías emergentes que se frenarán hasta el 5.8%.