Los precios de los productos industriales españoles importados subieron el 8,3 por ciento en agosto de 2008 respecto al mismo mes del año anterior, en tanto que los de los exportados lo hicieron el 3,9 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística difundidos hoy. En el caso de los productos importados, los precios subieron especialmente por el costo la energía, que se incrementó el 41,4 por ciento, mientras que para los bienes intermedios aumentaron el 5,2 por ciento. Para los correspondientes a bienes de consumo, subieron el 0,6 por ciento (una caída del 3,8 por ciento para los duraderos y un aumento del 1,8 por ciento para los no duraderos) y los de equipo no variaron. En cuanto a la exportación, los precios también aumentaron sobre todo para los de la energía, el 48 por ciento. Le siguieron los de bienes intermedios, el 3 por ciento.
Para los bienes de consumo, los precios se incrementaron el 2 por ciento (una subida del 2,8 por ciento para los no duraderos y una bajada del 1,5 por ciento para los duraderos), en tanto que los de equipo tampoco se modificaron. Con respecto al mes anterior, los precios de la importación cayeron el 1,8 por ciento en agosto. Los precios disminuyeron especialmente para la energía, el 8,3 por ciento, mientras que subieron el 0,5 por ciento para los bienes de consumo (un 0,2 por ciento para los duraderos y del 0,6 por ciento para los no duraderos), el 0,2 por ciento para los intermedios y el 0,1 por ciento para los bienes de equipo. En el caso de la exportación, y con respecto a la variación mensual, los precios cayeron en agosto un 0,3 por ciento con respecto a julio. Según el destino económico de los bienes, los precios de la exportación disminuyeron el 6,7 por ciento para la energía y el 0,1 por ciento para los bienes de consumo, tanto duraderos como los no duraderos. Para los bienes intermedios subieron el 0,4 por ciento y para los de equipo, el 0,2 por ciento