Los precios de las importaciones estadounidenses subieron un 2,8% en marzo, según ha anunciado el Departamento de Trabajo. Mientras, la tasa interanual arrojó una subida del 14,8%. El consenso de analistas auguraba una subida del 2% para el dato mensual y del 13,7% para interanual, por lo que las referencias son peores de lo esperado.