Los precios a la importación en Alemania han caido un 0,7 por ciento en agosto con respecto a julio, frente a la previsión de que se mantuviera sin variación. Por su parte los precios de importación han retrocedido un 0,6 por ciento en agosto, frente a la previsión de un alza del 0,2 por ciento. En julio los precios de importación subieron un 0,3 por ciento mensual y un 0,4 por ciento interanual.