La demanda en el sector fabril estadounidense excedió las expectativas en diciembre, mientras que los gastos de capital por parte de las empresas también experimentaron un incremento, lo que ofrece más evidencia de la fortaleza del sector manufacturero.  Los pedidos de bienes manufactureros aumentaron un 1,0% en diciembre a un monto ajustado por factores estacionales de 370.370 millones, informó el jueves el Departamento de Comercio.