Los líderes del Grupo de los Ocho (G8), los países más industrializados del mundo más Rusia, han acordado la necesidad de realizar recortes "sustanciales" en las emisiones de gases de efecto invernadero, según una fuente de la Unión Europea.
El acuerdo, sin embargo, no alcanzaría a cumplir las expectativas europeas de reducir a la mitad todo tipo de emisión de gases contaminantes para el 2050. "Acordaron la necesidad de reducciones sustanciales en las emisiones de gases de efecto invernadero", dijo una fuente de la UE. Estados Unidos se había negado a establecer un objetivo firme para los recortes necesarios para combatir el peligroso cambio climático.