Los inventarios de las empresas estadounidenses cayeron un 1,0 por ciento en mayo, el noveno mes consecutivo de declive, presionados por una fuerte caída en las existencias disponibles de autos y partes, mostraron el martes datos del Departamento de Comercio. Economistas consultados por Reuters esperaban una baja de 0,8 por ciento en los inventarios tras un declive del 1,3 por ciento en abril, reportada originalmente como una baja del 1,1 por ciento. El inventario de vehículos a motor y autopartes cayó un 4,2 por ciento en mayo, el mayor descenso desde una baja de 5,4 por ciento en julio del 2005.