Los ingresos por servicios de Vodafone España cayeron un 2,5% en su primer trimestre fiscal (abril-junio) por la bajada del precio por minuto, que no se pudo compensar con el crecimiento de tráfico de voz del 8,2%. En su primer trimestre, Vodafone España incrementó el número de clientes en 171.000 hasta alcanzar 16.210.000 a 30 de junio. Los ingresos totales crecieron un 1,2% hasta 1.814 millones de euros.