Los futuros estadounidenses se dieron la vuelta tras la publicación de unos decepcionantes resultados de primer trimestre y perspectiva para 2008 de General Electric, que afectaron al sentimiento de los inversores, según los agentes. Así, los futuros del S&P 500 caen 9,40 puntos hasta 1.353,40 y los del Nasdaq 100 ceden 7,25 hasta 1.851,50. Justo antes de que General Electric anunciara sus cuentas los futuros del S&P 500 ganaran unos 4,20 puntos hasta 1.367,00 y los del Nasdaq 100 hacían lo propio 10,50 hasta 1.869,25.