Google está de enhorabuena. El buscador de Internet ha superado esta semana por primera vez los 600 dólares y los expertos lo tienen claro: la compañía va a por los 700 dólares. A su favor cuenta con la fortaleza de su plataforma publicitaria on line, con un gran crecimiento y con mucha generación de caja. Y no sólo eso: las perspectivas para su sector son inmejorables, ya que son empresas sin deuda que se han mantenido al margen de la tormenta subprime. Desde su salida a bolsa en 2004 ha multiplicado por siete su valor y le ha plantado cara a colosos como Wal-Mart, Coca- Cola, Hewlett Packard o IBM. Pero no es la única apuesta clara entre las tecnológicas estadounidenses: los expertos destacan también el buen comportamiento de valores como Amazon, Apple o Yahoo!.
La historia de Google es una historia de éxito y exhuberancia. Desde su creación hace nueve años en un garage de California por dos estudiantes, Larry Page y Sergey Brin, ha crecido sin tregua y se ha convertido en el líder mundial de la publicidad en la red –ostenta cerca del 32 por ciento del mercado- . Su capitalización bursátil alcanza los 187.200 millones de dólares y su acción es la quinta más cotizada de la Bolsa de Nueva York. Cuenta con 500 millones de usuarios mensuales en todo el mundo –tres de cada cuatro internautas- y ha superado en bolsa esta semana el listón de los 600 dólares, frente a los 84 a los que salió hace poco más de tres años. Las cifras marean, pero no se quedan ahí, ya que los expertos coinciden en que el valor aún tiene potencial. Desde Bank of America colocan en los 670 dólares el precio objetivo de Google y más optimistas son los analistas de Bear Stearns, al elevar esa cifra a los 700 dólares. Además, esperan un incremento de su beneficio por acción del 20 por ciento en los próximos 3 a 5 años y un volumen de negocio superior a los 75.000 millones de dólares en 2012, seis veces por encima del actual. En la misma línea, Diego Escribano, director de gestión de Fortis Banca Privada cree que el valor todavía tiene recorrido, porque “este tipo de compañías no apalancadas están bastante protegidas” y asegura que “es factible que supere los 700 dólares”. Mientras, Sara Pérez Frutos, directora general de la gestora de fondos Eaton Vance, seguiría apostando por el título, a pesar de que “es una compañía muy difícil de valorar, ya que comenzó como un buscador y se ha convertido en una fuente de publicidad y de negocio”. Cree que “si siguen gestionándola bien, no hemos visto los máximos” y recuerda que “nunca ha defraudado en sus expectativas ni nos ha vendido humo”. Sector tecnológico: refugio en tiempos de crisis El ambiente de incertidumbre que ha sembrado la crisis hipotecaria en EE.UU ha llevado al sector tecnológico a recibir las mejores recomendaciones de los analistas. Según los expertos, ha vuelto la confianza al sector, tras el estallido de la burbuja tecnológica y eso se nota en la evolución en bolsa de estas compañías. Así, Amazon se revaloriza en lo que va de año más de un 126 por ciento, Apple más de un 91 por ciento, mientras que el comportamiento de Yahoo! es más discreto: acumula una subida anual en torno al 8 por ciento. La nota discordante la pone Microsoft, cuya cotización está en los mismos niveles en los que comenzó el ejercicio, mientras que Google suma en torno al 35 por ciento. Técnicamente… Los analistas técnicos aseguran que Google, pese a que está en máximos históricos, continúa con visos de tendencia alcista a corto plazo. Pese a ello, destacan que pueden producirse recortes puntuales, de manera que José Ramón Sánchez Galán, analista financiero señala un nivel importante, los 594 dólares, como punto en el que podríamos ver la primera señal de una corrección. Llegados a este nivel, los títulos de la compañía podrían bajar hasta los 560 dólares, que actuarían como soporte firme.