Los principales bancos estadounidenses anunciaron este lunes la creación de un fondo para restaurar la liquidez del mercado de créditos estructurales, paralizados desde hace meses por las dudas sobre la calidad de sus activos hipotecarios. El Bank of America, Citigroup, JP Morgan y 'varias otras instituciones financieras' anunciaron la creación de una estructura común encargada de recuperar la liquidez en el mercado, volviendo a comprar durante un plazo determinado activos 'de alta calidad' que no encuentren interesados.
El Departamento del Tesoro estadounidense 'facilitó las discusiones' entre los bancos participantes en la iniciativa, indicó el comunicado. El breve documento de los bancos no ofrece precisiones sobre las modalidades de creación de este fondo, llamado M-LEC (Master Liquidity Enhancement Conduit o mecanismo principal de mejoría de la liquidez). Los bancos señalan principalmente que las categorías de activos susceptibles de ser adquiridos por el fondo todavía están bajo discusión. Pero el M-LEC puede estar en operaciones 'en los próximos 90 días', indicaron. El comunicado no menciona el monto de la garantía que los bancos podrían aportar a esta estructura, que podría llegar a los 75.000 millones de dólares (según el Wall Street Journal). Continúan en curso las negociaciones con otros bancos para 'dotar al M-LEC de una dimensión y de un financiamiento que se consideren apropiados para el consorcio'. El Tesoro estadounidense, que ha 'facilitado las discusiones' entre los bancos que participan en esa iniciativa, se congratuló por esta respuesta 'del sector privado' a la crisis que sufren actualmente los mercados.