Las empresas en EE.UU. anunciaron 2.690 casos de despidos masivos en agosto, lo que causó la separación de 259.307 trabajadores, informó la oficina de estadísticas laborales. Cada anuncio involucró al menos 50 personas despedidas por un único empleador. Los despidos masivos de agosto superaron en 533 los de julio y el número de solicitudes iniciales de seguro por desempleo relacionadas con estos despidos aumentó en 52.516. Los despidos masivos aumentaron en 803 frente a agosto del 2008 (justo antes del desplome de Lehman) y las solicitudes asociadas de seguro por desempleo aumentaron en 70.356.