El rojo tiñe los índices europeos. El pesimismo en la renta variable española se hace más que evidente al cierre de una sesión zarandeada por las referencias macroeconómicas a ambos lados del Atlántico. El Ibex 35 se dejó más de dos puntos porcentuales hasta situarse en los 11.518 puntos con BME y Gas Natural al frente de los recortes. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,4527 unidades mientras el precio del crudo cotiza en el entorno de los 65 dólares/barril.

Rojo para terminar la jornada en el Viejo Continente. El miedo se apodera entre los inversores, la renta variable española tiembla al son del aluvión de referencias macroeconómicas que no convencen a ambos lados del Atlántico. Ni las cifras de las solicitudes de beneficios por desempleo ni el ISM Manufacturero de agosto de Estados Unidos han dejado buen sabor de boca en el mercado americano. Aquí, en Europa, la situación no es mucho más halagüeña y menos después de que la zona euro registrara su mayor nivel de paro en diez años –sube una décima en el mes de agosto-. No obstante, la mayoría de las miradas han estado dirigidas al mensaje con el que el FMI ha despertado a las plazas bursátiles: “la recesión está finalizando”. La economía está “en el borde de la recuperación”, como aseguran desde la institución, desde donde además recalcan una mejora de sus previsiones de crecimiento para España al augurar una contracción del 3,8% para este año, frente al 4% estimado en julio. Con este escenario, el Dax alemán cede un 0,59%, el Cac 40 se deja un 1,85%, el FTSE100 pierde un 1,57% mientras el Eurostoxx50 lo hace un 1,98%.

Dentro del selectivo español reina el color rojo. Mayoría de órdenes vendedoras que se ciernen sobre los títulos de BME que perdió un 4,92%. Un tono que vive Gas Natural. La compañía cayó un 4,57% un día en el que UBS compra 11,8 millones de acciones de la gasista española a Suez Environnemet y las coloca entre inversores. Los números rojos se imponen también entre el resto del sector energético. Así, Enagás se dejó un 1,61%, Red Eléctrica descendió un 1,32%. Abengoa cedió un 2,70% mientras Gamesa fue penalizada con una caída cercana al 2%. Por su parte, Arcerlormittal bajó un 4,30%, Acerinox perdió un 2,38% mientas Técnicas Reunidas lo hizo más de un 3%.

El pesimismo se hace notar también entre los pesos pesados. Un día en el que BBVA se une con Newedge para crear una firma de intermediación bursátil y liquidación en España, la entidad española se dejó un 2,80%. Santander cayó un 2,73%, Iberdrola perdió un 1,94% mientras Telefónica cayó un 1,25%. Caídas en el resto del sector bancario, Banco Popular perdió un 3,14%, seguido de Bankinter cuya penalización asciende a un 1,57%. Banesto, tras integrar sus activos inmobiliarios adquiridos en una nueva sociedad, sufre un descenso del 0,75% frente al tono positivo que se impone en Banco Sabadell con una revalorización del 0,30%.


Dentro del mercado continuo, Prisa es la acción más castigada con caídas cercanas al 6%. Sniace se dejó un 5,23% mientras Nicolás Correa perdió un 2,69%. Del lado de los avances, Fluidra sumó un 6,51%, Banco Pastor repuntó un 5,54%. Natraceutical se anotó una subida superior al 5% después de haber dado a conocer la reducción de su deuda a 60 millones de euros tras cerrar la fusión de su división de ingredientes con la multinacional Naturex, puesto que la operación incluye también el pago a Natraceutical de 38 millones de euros en efectivo o contra deuda, diez de los cuales no se desembolsarán hasta la confirmación de los resultados de cierre de 2009 por parte de ambas compañías.