Los créditos hipotecarios en Reino Unido aumentaron en abril en un saldo neto de 5.400 millones de libras respecto a marzo (5.100 millones en dato revisado), gracias principalmente al traslado de hipotecas de una entidad a otra, ya que las nuevas hipotecas fueron escasas, según la Asociación de Banqueros Británicos (BBA). La asociación señala que las concesiones de hipotecas siguieron una tendencia similar en abril y subieron a 38.700 frente a las 35.600 del mes anterior, cuando cayeron cerca de un 39% interanual. El rebote también se explica por el traslado de hipotecas, cuyos permisos aumentaron un 20% interanual hasta 74.700 en abril, un dato 'excepcionalmente fuerte'.