Los créditos concedidos por las cajas de ahorros españolas a sus clientes siguieron moderando su crecimiento en marzo, hasta situarlo en el 14,34%, muy por debajo del 25,5% que aumentaron un año antes, según consta en los balances publicados hoy por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Esto significa que a cierre de marzo, las cajas tenían concedidos a sus clientes créditos por importe de 871.082,22 millones de euros, frente a los 761.795,75 millones que tenían en marzo de 2007.
Según los balances de la CECA, la inversión crediticia total realizada hasta marzo por estas entidades se situó en 964.335,19 millones de euros, el 12,46% más, un incremento también bastante inferior al registrado en el mismo mes de 2007, que fue del 26%. En cuanto al ahorro, las cajas vieron cómo los depósitos confiados por su clientela se situaban en 743.379,83 millones de euros a finales de marzo, un 11,68% más que un año antes, cuando crecían a un ritmo bastante más dinámico, del 26%. El beneficio neto atribuido logrado por el sector de las cajas de ahorros en el primer trimestre de 2008 se situó en 2.656 millones de euros, apenas un 0,2% más que en el mismo periodo de 2007, debido especialmente a las mayores dotaciones de provisiones que tuvieron que realizar estas entidades, unido al menor dinamismo de la actividad. De hecho, según explicó la semana pasada la CECA en un comunicado, entre las dotaciones a provisiones realizadas por las cajas entre enero y marzo de 2008 destacaron las llamadas "subestándar", que ascendieron a 407,8 millones de euros, lo que contribuyó a lastrar las cuentas.