Los costes laborales de la zona euro se han incrementado un 2,2 por ciento en el primer trimestre en términos interanuales. Con ello mantiene el mismo nivel que en el trimestre anterior. En el conjunto de la UE, el incremento de los costes laborales ha sido del 3,7 por ciento en el primer trimestre, nueve décimas más que en el cuarto trimestre de 2006, cuando aumentaron un 2,8 por ciento.