El precio medio de los automóviles, que se sitúa actualmente en torno a 21.000 euros, aumentará el próximo año unos 420 euros como consecuencia de la subida del IVA del 16% al 18% que el Gobierno prevé aplicar desde el 1 de julio de 2010, según estimaciones de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).