Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían levemente el lunes, en medio de apuestas optimistas antes de que la Reserva Federal comience a comprar deuda pública esta semana. Sin embargo, las ganancias de los bonos eran atenuadas por la publicación de un alza inesperada en las ventas de casas usadas de Estados Unidos en febrero y por una subida de Wall Street tras conocerse los detalles de un plan del Tesoro para remover los activos tóxicos de los bancos. Las próximas compras de bonos del Tesoro por parte de la Fed "serán la fuerza abrumadora del mercado en las próximas semanas y meses", dijo George Goncalves, estratega de Morgan Stanley en Nueva York.