La balanza se desestabiliza hacia el lado negativo debido a varias noticias negras: Banesto, que ha abierto la temporada de resultados, ha ganado menos de lo previsto por la inestabilidad del mercado; la inflación española aumentó en septiembre al 3,1%; y Eslovaquia ha votado en contra de la ampliación del Fondo de Rescate Europeo.

Así pues, ¡ los blue chips descienden a la parte baja de la tabla. Repsol es la más castigada, perdiendo un 1,56%. Iberdrola se deja un 1,39%, Telefónica un 1,49%, Santander un 1,37% y BBVA un 1,07%.

En cambio, Sacyr se dispara un 4,61%, a pesar de que la banca extranjera se ha negado a renovar unos 1.500 millones del préstamo que tiene contraído esta compañía. De lejos le sigue Técnicas Reunidas (2,63%) que sigue cotizando su contrato en Bolivia y que tanto gustó ayer a los inversores.

A destacar que, pese a las trabas a la salida de la crisis europea, algunos bancos españoles regresan a terreno positivo. CaixaBank sube un 0,12% y Sabadell un 0,04%.

En el Mercado Continuo…
El protagonista de la sesión, Banesto, sigue castigado por los inversores, que esperaban unas mejores cuentas de los nueve primeros meses. La acción cae un 0,33%.

Tras un comienzo discreto, Sniace y Banco de Valencia recuperan sus puestos de valores más revalorizados esta semana. Sniace se dispara un 14,90% y la financiera levantina un 12,69%.

Las pérdidas más abultadas son para Nicolás Correa, que cede un 4,17% y Lingotes, perdiendo un 3,85%.