La banca acreedora y Ferrovial han acercado posturas en las dos últimas semanas con la dirección de Habitat para refinanciar la deuda del grupo y evitar que esta promotora inmobiliaria entre en proceso concursal, según han confirmado a Efe fuentes conocedoras del proceso. Tanto portavoces de Ferrovial como de la propia Habitat han declinado hace declaraciones, pero las mismas fuentes han avanzado que Ferrovial, que posee el 20% de Habitat, y los 38 bancos acreedores están acercando sus posiciones con vistas a poder llegar a firmar un acuerdo a finales de enero, cuando expira el plazo de un mes que se dieron los socios de Habitat en la última junta de accionistas para buscar una solución. La crisis de Habitat se inició cuando compró a Ferrovial su división inmobiliaria por un importe total de 2.200 millones y, tras esta adquisición, la inmobiliaria catalana presidida por Bruno Figueras pasó a facturar 993 millones anuales y, de golpe, se convertió en la primera promotora de Cataluña, quintuplicando su tamaño.