Los bancos y cajas de ahorros españolas han iniciado una ofensiva en las redes sociales de Internet con el fin de ganar terreno en este apetitoso mercado emergente, copado por un público joven y que está registrando un fuerte boom en el último año. No todas las entidades están siguiendo la misma estrategia, pero de todas es Caja Navarra la que ha hecho la mayor apuesta por este nuevo formato, según la consultora Everis.