Los grupos bancarios españoles registraron, al término del primer trimestre de 2009, un beneficio neto consolidado de 4.052 millones de euros, inferior en un 21,5% al obtenido en el mismo periodo del año anterior. Según expuso hoy en un encuentro informativo el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, el beneficio agregado de bancos individuales se elevó a 3.016 millones de euros, lo que representa un descenso del 10,2%.