Las dudas al otro lado del Atlántico, a pesar de los buenos resultados presentados por Goldman Sachs, llevaron al Ibex 35 a aminorar la marcha aunque logró terminar la sesión con una subida del 0,70% hasta los 9.634 puntos gracias al apoyo de los dos grandes bancos y en especial del BBVA que terminó con una revalorización superior al 2,5%. Compras generalizadas en el resto de plazas bursátiles europeas en una sesión en la que el petróleo operó al alza en el nivel de los 60 dólares y en la que el euro cerró a 1,3945 dólares.
La volatilidad fue la nota predominante en los últimos minutos de negocio de un mercado, el español, que finalmente logró cerrar la jornada en positivo. Todo ello en un día en el que los inversores estaban pendientes de las cuentas de Goldman Sachs y éstas no decepcionaron. La entidad estadounidense anunció que obtuvo un beneficio neto de 3.440 millones de dólares en el segundo trimestre del año, que atribuyó a la mejora en sus compromisos de suscripción de acciones y de negociación de activos. A este lado del Atlántico, los inversores conocieron que la producción industrial de la eurozona aumentó un 0,5% en mayo y que el índice ZEW de confianza económica en Alemania cayó en el mes de julio a 39,5 puntos frente a los 47,8 puntos que esperaba el mercado y los 44,8 puntos de junio. El mismo indicador de la eurozona se situó en 39,5 puntos, frente a los 44 estimados. 






Así las cosas, al cierre el Ibex 35 sumó un 0,70% hasta los 9.634 puntos presionado al alza por el tono positivo de los dos grandes bancos del parqué: BBVA que sumó un 2,59% y Santander que se revalorizó un 1,13%. Signo positivo también para el resto de valores del sector financiero español. Al cierre, Popular ganó un 1,19%, Sabadell se revalorizó un 0,82%, Bankinter terminó con un repunte del 0,61% mientras que Banesto ganó al cierre un 1,12%.

Signo dispar, entre tanto, para el resto de grandes valores del parqué. Repsol finalizó el día con una subida del 1,04% después de que el diario ABC informara hoy, citando fuentes cercanas a las negociaciones, que la petrolera china CNPC presentará antes de que acabe julio una oferta vinculante por un máximo del 75% de YPF, la filial argentina de la petrolera española, a un precio entre 14.000 y 15.000 millones de dólares. Por su parte, Telefónica cayó un 0,19% mientras que Iberdrola repuntó un 0,27%.

Mapfre, fue entre tanto, la cotizada más penalizada del día al perder un 1,79% mientras que Telecinco se dejó un 0,49% afectado por una mala recomendación de Credit Suisse que recortó el precio objetivo de la televisión privada de 7 a 5,8 euros. Caídas importantes también para REC (-1,41%), Enagás (-1,16%), Acciona (-0,06%) mientras que Sacyr cedió un 0,73%. La constructora fue noticia esta jornada porque Caixa Galicia y Caixanova tienen previsto cerrar hoy un acuerdo para comprar al grupo un 22% de la concesionaria Itínere. Cada una de las entidades negocia la adquisición de acciones de Itínere representativas del 11%, para lo que desembolsarían una cantidad de entre 180 y 200 millones de euros.

Mientras, Iberia logró terminar la sesión con una ligera subida del 0,20% el día en el que el consejero delegado de British Airways, Willie Walsh reiteró que no está preparado para aceptar que la aerolínea británica tenga un peso inferior al 53% en el grupo resultante de una combinación con la española. Walsh también dijo que quiere mantener conversaciones de fusión con el nuevo equipo gestor de Iberia, después de la salida del anterior presidente, Fernando Conte, la semana pasada.

En la zona positiva de la tabla destacaron las alzas de BME que lideraron los avances del Ibex con una subida del 3,72% mientras que Acerinox se revalorizó un 1,92% e Inditex un 0,84%. Hoy su vicepresidente y consejero delegado, Pablo Isla anunció que el grupo textil –que pagará un dividendo complementario de 0,50 euros el próximo 2 de noviembre- mantiene su inversión de 600 millones de euros para la apertura de hasta 450 tiendas este año, el 95% de ellas en el extranjero. Al margen del Ibex, en el mercado continuo, Fluidra (5,84%), Paternina (5,77%) y NH Hoteles (5,54%) comandaron los avances mientras que Sos Cuétara (-3,08%), Urbas (-2,68%) y Sniace (-2,32%) lideraron los descensos.

Por su parte, Zeltia recuperó parte del terreno perdido ayer –sumó al cierre un 5,11% - a la espera de que se conozcan más datos para decidir si se aprueba el uso del fármaco Yondelis en el tratamiento del cáncer de ovario. Mientras, Jazztel avanzó un 6,13% después de anunciar ayer lunes que la ampliación de capital de 82 millones de euros destinada a la recompra de bonos convertibles se ha suscrito en un 100% y que ha ampliado la oferta otros 8 millones de euros. 

Compras generalizadas en el resto de plazas bursátiles del Viejo Continente. Al cierre, el Dax alemán ganó un 1,26%, el Cac parisino avanzó un 0,98% mientras que el Ftse 100 de Londres sumó un 0,85%. Dentro del Eurostoxx 50 (0,90%), ING (4,47%), Intesa SanPaolo (4,44%) y Renault (4,22%) fueron las cotizadas más alcistas del selectivo europeo mientras que Bayer (-0,91%), Carrefour (-0,81%) y SAP (-0,75%) se convirtieron en las más penalizadas.