Las entidades financieras españolas ingresaron 81 millones de euros debido a las comisiones por devoluciones de efectos, una práctica "injustificable" e "ilegal", dijo a Efe Roberto Aguilar, del departamento de análisis del Instituto Andaluz de Estudios Financieros (IAEF). En Andalucía, el importe ingresado en "un sólo mes" supera los 17 millones de euros, aunque según el IAEF, de no haberse cobrado el cien por cien de los efectos comerciales el importe ascendería a 207 millones y a 1.721 en el conjunto del país. Se trata de un cargo que hacen los bancos, cajas o cooperativas de créditos -en la mayoría de los casos un 6% del valor nominal del efecto- a la persona o empresa por gestionarle el cobro de un cheque, letra de cambio, pagaré o recibo, en el caso de que se produzca un impago del mismo por parte del deudor. Aguilar explicó que "no se puede cobrar dicha comisión" en caso de impago de un documento, "pues no hay un servicio nuevo, sino la continuación de uno anterior ya retribuido".