La agencia internacional de calificación de riesgos Fitch ha vapuleado a los bancos griegos bajándoles su ráting.
Fitch ha bajado el ráting de solvencia a largo plazo de cinco bancos griegos, que pasará de BBB- a BB+. En un comunicado en Londres, la agencia agrega que la nota para la deuda a corto plazo será reducida de F3 a B.