Los bancos españoles cifran en 15.000 millones de euros las provisones que tendrán
El BBVA ha comunicado hoy que necesita dotar unos 1.800 millones de euros en provisiones para cumplir con las nuevas exigencias aprobadas el viernes por el Gobierno para que las entidades financieras saneen los activos inmobiliarios. En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en respuesta al requerimiento del propio organismo, la entidad explica que el impacto de dichas coberturas "se estima aproximadamente en 1.300 millones de euros netos".

Santander provisionará 2.700 millones de euros al aplicar el Real Decreto-ley 18/2012 sobre saneamiento de activos inmobiliarios. "Estas provisiones y los 2.300 millones pendientes de dotar del Real Decreto de febrero suman un importe de 5.000 millones de euros antes de impuestos, que quedará íntegramente absorbido en la cuenta de resultados de 2012. "El impacto neto de impuestos en resultados de la aplicación de los decretos de febrero y mayo será de 2.900 millones, tras dotar 900 millones de euros con las plusvalías de la venta de Santander Colombia.

Grupo Banco Popular dijo el lunes que las nuevas exigencias de provisisones para los activos inmobiliarios tendrán un impacto en la entidad de 1.695 millones de euros, pero agregó que no tendrá dificultades para cumplir este nuevo esfuerzo de saneamiento. "Estos saneamientos podrán ser absorbidos por las reservas disponibles y por la propia generación de recursos del grupo sin necesidad de ayudas públicas", dijo Popular para añadir que dispondrá de dos ejercicios para llevar a cabo este saneamiento al estar en curso la integración de Banco Pastor.

Barclays Bank estima que las nuevas exigencias planteadas en la segunda reforma financiera del Gobierno supondrán un cargo adicional para su cuenta de resultados de 73 millones de euros antes de impuestos en concepto de nuevas provisiones. Según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este importe "será recogido en su totalidad en el presente ejercicio" y no supondrá un impacto "significativo" para sus cifras de capital económico y regulatorio.




Banco CAM, que se halla en proceso de fusión con el Banco Sabadell, necesitará provisiones adicionales de 176 millones de euros para cumplir con los saneamientos exigidos por la nueva reforma del sector financiero, aprobada por el Gobierno el pasado viernes. La entidad ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que prevé absorber estas provisiones adicionales y su correspondiente impacto sobre capital durante el presente ejercicio, como parte del proceso de reestructuración e integración con el Sabadell.