Los bancos comerciales de la zona del euro han endurecido las condiciones para conceder créditos dadas las turbulencias que la crisis de las hipotecas de alto riesgo de EEUU ha generado en los mercados financieros, según un informe que el Banco Central Europeo (BCE). El BCE ha llevado a cabo en octubre una encuesta a 87 bancos que muestra que los estándares de crédito inmobiliarios y a las empresas han sido más estrictos en el tercer trimestre del año que en los tres meses anteriores, cuando todavía eran suaves.
El endurecimiento de los requisitos para la concesión de los créditos refleja el empeoramiento de las condiciones en el mercado crediticio global, según el banco central europeo. Debido a las tensiones en el mercado de crédito, el BCE retrasó la ejecución de la encuesta aproximadamente un mes hasta octubre y añadió preguntas sobre las implicaciones de los últimos acontecimientos en el mercado interbancario. El endurecimiento irá a más Además, los bancos consultados prevén un endurecimiento ulterior de las condiciones para conceder créditos en el cuarto trimestre del año. Las entidades de crédito comerciales han hecho hincapié en la encuesta en las dificultades que han tenido recientemente para refinanciarse en el mercado de dinero debido a la escasez de liquidez, destacó el BCE en el informe. Además, los bancos de la zona del euro prevén que estas dificultades se mantengan en el último trimestre del año. El Euribor a tres meses se ha situado hoy en el 4,77%, frente al 4,78% de ayer y muy por encima del tipo de interés del BCE que está en el 4%. En condiciones normales, el Euribor supera un máximo de unos 20 puntos básicos la tasa rectora del banco europeo, lo que muestra el encarecimiento del precio del dinero por la escasez de liquidez. Escasez de liquidez La crisis de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses, a la que están expuestos varios bancos europeos, ha creado una escasez de liquidez en el mercado interbancario y disparado el precio del dinero ya que muchos bancos europeos prefieren mantener el efectivo de que disponen. El BCE dejó ayer inalterados los tipos de interés en el 4% ya que se mantienen las turbulencias en los mercados de crédito y podrían tener efectos negativos sobre el crecimiento económico del área