El selectivo toca los 10.400 puntos gracias a los avances del sector bancario, en línea con las subidas del resto de mercados europeos, en la media sesión de la jornada en la que comienza la reunión anual de banqueros centrales de Jackson Hole.

Así, el Ibex 35 sube un 0,61% y alanza los 10.400,9 puntos, con Acerinox liderando las subidas, por delante de Banco Sabadell y BBVA, que avanzan un 1,19% en ambos casos.

El resto del sector bancario también copa los principales ascensos.Caixabank sube un 1,12%;  Banco Santander, un 0,965; Bankinter, un 0,62%, y Bankia, un 0,56%.

En el lado contrario, Siemens Gamesa lidera los descensos al ceder un 0,95% a pesar de que ha recibido, a través de su filial Siemens Wind Power,  una orden firme e incondicional de compra de 94 unidades de su turbina de 8.0 MW para el proyecto offshore Borssele 1 and 2 propiedad de Dong Energy, en Holanda.

Según los analistas de Bankinter, la noticia no tendrá impacto ya que se trata de un contrato anunciado el pasado 6 de julio que estaba sujeto a notificación de efectividad, aunque apuntan que el contrato con Dong Energy es relevante ya que equivale al 3,7% del libro de pedidos a cierre de junio’17 (20.394MW) y afianza el interés por su tecnología offshore.

A continuación se encuentran DIA y Técnicas Reunidas, que pierden un 0,53% y un 0,40%, respectivamente.

Vea también: Valores españoles protagonistas en la sesión de hoy

En el plano macroeconómico, las principales referencias de la sesión son la publicación del PIB de España y Reino Unido correspondientes al segundo trimestre del año.

La economía española creció un 0,9% en el segundo trimestre, una décima más que en el trimestre anterior, mientras que en comparación interanual, el crecimiento del PIB se aceleró una décima, hasta el 3,1%.

Por su parte, el PIB de Reino Unido registró un incremento del 0,3% en el segundo trimestre del año, mismo crecimiento que el de los tres meses anteriores. Además, el aumento del PIB británico entre abril y junio es el esperado por los analistas.

Las bolsas europeas también mantienen la tendencia positiva en la media sesión. Fráncfort sube un 0,37%; París, un 0,36%; Londres, un 0,46% y Milán, un 1,19%. El Euro Stoxx 50 avanza un 0,47%.

Ver también: Esperamos a mejores precios para usar liquidez

En el plano empresarial del Viejo Continente, destaca el descenso de Dixons Carphone, que se llega a desplomar un 32%, después de anunciar un profit warning para el conjunto del año debido a las dificultades en las que se mueve el mercado de telefonía móvil en Reino Unido.

Desde Reuters destacan que Dixons Carphone es el peor valor de Europa en lo que va de año, incluso antes de que la bajada del jueves borrase un tercio de su valor en el mercado.

Los analistas resaltan que los resultados trimestrales han visto castigos de los inversores especialmente a empresas que no lograron alcanzar las expectativas.

Entre las subidas destacan las de CRH tras vender su negocio de distribución en Estados Unidos a Beacon Roofing Supply; y la de Sunrise Communications tras duplicar beneficios ene l segundo trimestre al tiempo que Berenberg ha elevado su recomendación a "comprar".

Hoy comienza la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole, que se extenderá hasta el sábado incluido. La jornada más importante será mañana, en la que hablarán tanto Yellen como Draghi, y donde estaremos pendientes de cualquier pista sobre el ritmo de retirada de estímulos monetarios en un contexto de sólido crecimiento y baja inflación.

Ver también: La fase de distribución se extenderá

Según diversas fuentes, Draghi no parece que vaya a cambiar el sesgo de su política monetaria, esperando a la reunión del 7 de septiembre para anunciar el 'tapering' (inicio de retirada gradual de estímulos monetarios a partir de enero 2018), aunque habrá que estar pendiente de cualquier comentario adicional respecto al euro.

Así las cosas, el euro espera Jackson Hole cediendo terreno frente al dólar y se cambia a 1,179 billetes verdes.

Los precios del petróleo registran caídas en la media sesión pero el Brent logra mantener el nivel de los 52 dólares el barril y el West Texas, el de los 48 dólares.