El 53,9 por ciento de los inversores españoles se decanta por los bancos a la hora de recibir asesoramiento financiero, frente al 31,8 por ciento que lo hace por las cajas de ahorro, según un estudio elaborado por la empresa internacional de asesoramiento Skandia. De acuerdo con el informe, presentado hoy en Madrid, sólo un 7 por ciento de los inversores conoce a algún asesor independiente, aunque cuando lo hacen, su propensión a trabajar con ellos se sitúa por encima del 50 por ciento. Según el director general de Skandia, Jose Ramón Morso, estos datos reflejan que España es un país con un modelo de asesoramiento financiero ampliamente "bancarizado".