Los bancos acreedores de Continental están presionando a la dirección de la compañía para evitar la fusión con Schaeffler, que el pasado año se hizo con más del 90% del fabricante de componentes y neumáticos a través de una OPA hostil. Las entidades financieras han planteado al consejero delegado de Continental, Karl-Thomas Neumann, la ejecución de una ampliación de capital con el objetivo de diluir la participación de Schaeffler, como condición previa para refinanciar la deuda de la empresa.