El Banco Santander anunciará mañana un beneficio neto atribuido del primer semestre que rondará los 4.550 millones de euros, lo que supone un incremento del 2% respecto al mismo periodo de 2007, según la media de los analistas. Los expertos consideran que los resultados continuarán reflejando buenos crecimientos, especialmente en Brasil y Reino Unido, mientras que en España esperan un avance menor como consecuencia de mayores provisiones. Los analistas de Ibersecurities prevén que la ganancia neta hasta junio se sitúe en 4.516 millones, en tanto que sitúan el margen de explotación -el que refleja más fielmente el negocio puramente bancario- en 8.559 millones (el 19% más), y el margen de intermediación -diferencia entre ingresos por créditos y gastos por depósitos mas comisiones- en 14.788 millones (el 10,9% más).