Los salarios más altos de los ejecutivos que trabajan en China están en el punto de mira en plena crisis, después de que una encuesta demostrara que sus ingresos medios en 2008 fueron de 1,45 millones de dólares (1,07 millones de euros), unas 626 veces más que el salario medio urbano. La encuesta, realizada por el portal de internet NetEase y publicada hoy en el diario oficial "China Daily", ha disparado las críticas tanto entre los inversores como entre los ciudadanos, ya que algunas de las empresas del ránking, que cotizan en bolsa, arrojaron pérdidas el año pasado. Ping An Insurance, una de las principales aseguradoras del país asiático, es la que ha recibido mayores críticas por sus excesivas compensaciones, ya que ocho de sus ejecutivos se encontraban entre los mejor pagados en 2007, año en el que su presidente, Ma Mingzhe, se llevó a casa 9,6 millones de dólares en beneficios.