El despacho Hassans ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ya no actúa como abogado de la sociedad Blueprime en la operación en la que quiere hacerse con el 20% del Banco Popular, mientras que el supervisor continúa investigando quién esta involucrado en estas compras. En el comunicado enviado a la CNMV, fuentes del despacho confirman que "ya no actúa como abogados" de esta sociedad, a la que se ha relacionado con inversores mexicanos y aseguran que no realizarán más comentarios sobre la operación. Por su parte, el supervisor está ultimado las investigaciones pertinentes sobre qué inversores han participado en las diferentes comunicaciones que se han difundido en los mercados, así como los posibles acuerdos que se han firmado entre potenciales compradores y vendedores y que han podido afectar a la cotización del banco en Bolsa.