El gigante francés de la cosmética L'Oreal ha anunciado que sus ventas en el primer trimestre se incrementaron un 2,1% y ha confirmado los objetivos para el conjunto del año, a pesar del descenso de la facturación en Estados Unidos, cuyo entorno "extraordinariamente difícil" lastró la evolución del grupo. Las ventas en el primer trimestre ascendieron a 4.360 millones de euros, frente a los 4.270 millones de un año antes y por debajo de los 4.400 millones que esperaban los analistas.